domingo, febrero 01, 2009

ORACIÓN " SÁNAME SEÑOR "




ORACIÓN "SÁNAME SEÑOR"

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR
TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL MIERCOLES 30 DE JULIO DE 1997.
TRALADADA A LA RED EN DOMINGO 01 DE FEBRERO DE 2009.

VIERNES 01 DE FEBRERO DE 2009.

(Fragmentos elegidos de la sección: "MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…" que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radio eléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo-.Estado Zulia.- República Bolivariana de Venezuela. América del Sur).

VIERNES 01 DE FEBRERO DE 2009.






O R A C I Ó N

Yo creo en ti , entra en mi corazón y sáname con tu poder. Esta es tu hora. Mi vida es tuya. No esperes que anochezca sobre mi carne enferma. Eres mi dueño y mi señor. No quiero caminar señor, cada mañana pasas a mi lado y sanas con amor mi enfermedad. Levántate y camina me dices al pasar y mi cuerpo retoza cual niño al despertar. Gracias señor Jesús por palabra, tan llena bondad. Dame vida en tu palabra. Mi corazón está abierto al mensaje de tu voz. Tú eres mi fuente de vida desde que levanta el sol. Dame vida en tu palabra. Lléname de ti, señor Jesús, como el padre está contigo así contigo esté yo. Enséñame señor Jesús a ser solidario. Tú eres el hombre solidario del pobre que te sigue con amor . Su penuria es dolor de tus entrañas y multiplicas panes y sacias al hambriento con cariño. Señor de la mañana, toma el pan de mi vida y pártelo, de buena gana. Amén y amén...







COMENTARIO

(APLICACIÓN A NUESTRA VIDA)

Cuando platicamos con el señor sentimos la necesidad de entregarnos completamente a su designio, a su amor y a su misericordia .Y estando en su presencia, al glorificarlo y santificarlo ,también reflexionamos en cuanto a nuestra actitud y conducta para con el hermano. Porque si Jesús: bueno y misericordioso. manso y humilde de corazón ,entregó su vida por nosotros siendo solidario con todos ¿Por qué nosotros no asumir esa conducta y actitud como nuestra ? Por ello en la mañana de hoy, hermano y hermana que me estás escuchando, es muy importante asumir como conducta propia y cotidiana, el ayudar al otro a llevar su carga. Cristo señor mío ,que llevaste a cuestas la pesada carga de la cruz, dame la felicidad de ser solidario con mis hermanos, dame la felicidad de ser alguien ,que como Cirineo te ayude a llevar el peso de la cruz , cargando con el peso de mis hermanos . Tu palabra nos dice ,que si cargamos con el peso del prójimo, cumpliremos tu ley. Pero ¿Y cuál es tu ley ?Que nos amemos los unos a los otros ,tal como tú nos has amado ¿Y como nos has amado señor ?Hasta la muerte de cruz. .¿ Hasta donde debo llegar en la carga del peso de mi hermano ?Hasta dar mi vida por el . ¿Y cuáles son los pesos de mis hermanos ?Sus lágrimas. Dame la felicidad de consolarlos en su dolor, sus fatigas .Dame la felicidad señor ,de ayudarlos en sus trabajos y desvelos. Sus preocupaciones .Dame señor la felicidad de ayudarlos ,brindándoles el consejo oportuno en su soledad .Dame la felicidad de ser su pronta y discreta compañía en sus problemas económicos. Dame la felicidad señor de hacerles comprender, que hay otros problemas más altos y más hondos. Pero mientras eso ocurre ,haz que los socorra en sus necesidades materiales ,sus problemas familiares .Dame señor Jesús ,la felicidad de intervenir con prudencia ,para llevar la paz allí donde pudiera haber discordia o conflicto en sus problemas espirituales .Dame Jesús, la felicidad de ser tu instrumento, dócil, para que descubran tu presencia en mi presencia. Señor Jesús, tan cargado con el peso del mundo, hazme reír con el que ríe y llorar con el que llora . Hazme feliz llevando la cruz del otro. Ánimo, gozo, alegría...





ETIQUETAS: Cirineo, dóciles, solidarios, llevar el peso del otro,


N O T A D E L A U T O R
AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras, alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que -parafraseando la escritura bíblica- "DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO". ES DECIR, NUESTRO PERMISO Y AUTORIZACIÓN. El Señor es un caballero, y está siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales. Esa estación radioeléctrica está situada -todavía está al aire- en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.

3 comentarios:

luis rivas dijo...

La oración es bella para todos los que siempre buscamos sanación, también está linda para ponerle música. Que el Señorlos proteja a todos los doctores, enfermeras, y todas las bellas personas que son como Angeles para cuidar la salud de todo ser.

luis rivas dijo...

La oración es bella para todos los que siempre buscamos sanación, también está linda para ponerle música. Que el Señorlos proteja a todos los doctores, enfermeras, y todas las bellas personas que son como Angeles para cuidar la salud de todo ser.

Anónimo dijo...

Padre amado cuida de nosotros los enfermos, pon tu mano donde tu sabes aliviar la dolencia que cada quien padece, senor apiadate de nosotros los padecemos. Danos salud ssenor. Amen