domingo, mayo 03, 2009

ORACIÓN " DON DE CIENCIA "



ORACIÓN " DON DE CIENCIA "

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR
TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL VIERNES 20 FEBRERO DE 1998.
TRALADADA A LA RED EN DOMINGO 03 DE MAYO DE 2009.


(Fragmentos elegidos de la sección: "MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radio eléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo-.Estado Zulia.- República Bolivariana de Venezuela. América del Sur).
Autoría del Prof. Dr. Mervy Enrique González publicada: DOMINGO 03 DE MAYO DE 2009
O R A C I Ó N

Inadvertidamente me distraigo como en un sueño vaporoso y poético. La mente se me llena de versos señor. Porque tú nos has concedido la oportunidad de no estar solos, acompañados con tu espíritu santo. Y el espíritu santo nos regala el don hermoso de ciencia. Oh bosques y espesuras plantadas por la mano del amado. Oh prado de verduras, de flores, esmaltado, decid si por vosotros ha pasado, mil gracias derramando. Pasó por estos sitios, con presura yéndolos y mirándolos con solo su figura, vestidos los dejó de su hermosura. Descubre tu presencia y máteme tu vista y tu hermosura. Mira, que la dolencia de amor no se cura, sino la presencia y la figura .Oh cristalina fuente, si en esos tus semblantes plateados, formases de repente, los ojos deseados, que tengo en mis entrañas dibujados . Amén y amen…

COMENTARIO

(APLICACIÓN A NUESTRA VIDA)

Qué hermoso es conversar con el señor, situarnos en su presencia y compartir con el, y recordar en esta mañana amigo y amiga radioyente, que no estamos solos ,que el señor nos dejó el espíritu santo antes de ascender al cielo y que a través del espíritu santo recibimos sus dones y carismas, entre ellos el don de ciencia. El don de ciencia no sólo te lleva al asombro del latido de las cosas maravillosas del cosmos, sino a un encuentro revelador del Dios, de las cosas inmediatas y pequeñitas de la naturaleza. Es el éxtasis de Francisco de Asís ante el hermano sol, el hermano lobo, la hermana luna. Es el clamor de Pablo de la Cruz ante las flores del jardín. Callen, florecitas callen. Ya se que me hablan del amor de Dios. Es el canto de alabanza en labios del ama de casa mientras riega las flores del patio o del balcón. Hermano y hermana radioyentes quiero también decirte lo siguiente, este don te ayuda a establecer un juicio divino sobre el valor de las cosas en la tierra, en comparación con las realidades futuras. Así lo revela Pablo cuando escribe, a nada le concedo valor sino lo comparo con bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi señor, y todo lo considero basura a cambio de ganarlo a el. Hermano y hermana radioyentes, de que sirven las riquezas, los honores, los títulos, si Dios no está en el centro de tu vida. Todo es vanidad de vanidades. El don de ciencia te ayuda a intuir tu propia armonía interior, tu espíritu recogido en Dios, percibe en el espíritu el misterio de su interior, descubre el secreto de su origen y como evoluciona permanentemente en el. La palabra te ha creado, te ha tejido con hilo de amor y de carne y te llama a la vida con gesto de amor maternal. Hermano, hermana, la clave de tu armonía interior es el espíritu de la misma palabra. Por don de ciencia juzgas y disfrutas de tu propio orden y melodía interior. Por el contrario, el rechazo del plan de Dios destruye la alegría armoniosa de tu corazón, te impide percibir el orden de tu universo interior. Te crea confusión y destroza tu paz. Cuando vives esclavo de ti, de las apariencias, de la vanidad, no llegas al centro de tu ser, no percibes la armonía de tu yo profundo. Vives quebrado y vacío. Hay muchos ciegos y sordos en su propia vida. Ven y admiran, también valoran pero sólo son apariencias. Escuchan cantos de sirena, pero no perciben la armonía de su corazón. El don de ciencia, llena el corazón del hombre de admiración, de asombro ante sí mismo y ante los demás. Acrecienta la autoestima, porque siente al Dios de la vida armonizarlo por dentro. Este don hace del creyente un verdadero filósofo y teólogo, no importa que sea analfabeto. ¿Dónde están los sabios, los filósofos, los teóricos? En verdad, Dios volvió loca la sabiduría de este mundo .Primero Dios habló el lenguaje de la sabiduría y el mundo no reconoció a Dios .El entonces eligió la locura que predicamos, para salvar los creyentes .Hermano y hermana radioyentes, el don de ciencia juzga no sólo el misterio de la salvación interior, por la locura de la cruz, sino que discierne el origen primero y el fin último del universo ,y su movimiento constante hacia Cristo, centro de todo .Por el espíritu que viene de Dios entiendes lo que Dios en su bondad te concede vivir. Ánimo, gozo, alegría...

ETIQUETAS: CONOCIMIENTO DEL UNIVERSO, CONOCER LA EXISTENCIA, LA PALABRA ANTERIOR,


N O T A D E L A U T O R
AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras, alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que -parafraseando la escritura bíblica- “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. ES DECIR, NUESTRO PERMISO Y AUTORIZACIÓN. El Señor es un caballero, y está siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales. Esa estación radioeléctrica está situada -todavía está al aire- en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.

No hay comentarios.: