lunes, junio 22, 2015

VIDEO REFLEXIVO UNA ESCLAVITUD LAMENTABLE COMENTARIO red viern 26 dic 2...











VÍDEO REFLEXIVO "
UNA ESCLAVITUD LAMENTABLE".COMENTARIO




POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.



MARACAIBO .ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.



GRABADO EN VIERNES 05 DE DICIEMBRE DE 2008.



TRASLADADO A LA RED EN VIERNES 26 DICIEMBRE DE 2008.(POSPUBLICADO:LUNES
22 DE JUNIO DE 2015)








En
principio la esclavitud debe entenderse como una especie "sujeción
rigurosa y fuerte a las pasiones y afectos del alma. Por otro lado tiene otra
acepción, la esclavitud también es sujeción excesiva por la cual se ve sometida
una persona a otra, o a un trabajo u obligación, también se le da como
significado a la esclavitud el de hermandad o congregación en que se alistan y
concurren varias personas a ejercitarse en ciertos actos de devoción” (Real
Academia Española © Todos los derechos reservados). Estas diversas acepciones
permiten señalar que la esclavitud siempre conlleva una especie de
subordinación a situaciones, cosas, elementos y otras especies de realidades o
pseudo realidades. De manera que no es descabellado hablar de esclavitudes
sociales, para referirnos a las guerras entre las diversas clases sociales de
la humanidad, esclavitudes tecnológicas: que traducen el dominio de una
sociedad tecnológicamente desarrollada sobre otra que no la es, esclavitudes
políticas, expresión que se refiere a la dominación desde el punto vista de la
organización política de un estado sobre otro, esclavitudes humanas y sus
diferentes variantes, tales como esclavitud por el placer, esclavitud por el
academicismo, esclavitud por el dinero, esclavitud por la vanidad, esclavitud
por la soberbia, esclavitud por el poder, esclavitud por el confort, esclavitud
por el sexo, esclavitud por las drogas, y así la lista sería interminable.
Cualquiera que sea nuestra forma de esclavitud, debemos erradicarla,
extinguirla eliminarla, pues ellas conspiran en contra de nuestra paz, de
nuestra verdadera alegría, de nuestro verdadero éxito, en definitiva debilitan
nuestro amor por Dios y el cumplimiento de sus preceptos por parte nuestra. Por
ello amigo es pertinente que reflexionemos sobre este complejo tema de la
esclavitud, en sus consecuencias, en los daños que pudiera ocasionarnos su
instalación definitiva en nuestra vida. Cualquier tipo de esclavitud es
lamentable. Dios nos hizo libres, nos quiere libres, desea que nuestras
actuaciones sean libres, pero inspiradas en su santa voluntad y en sus santos
designios. Por ello vamos a desterrar de nuestra vida de manera definitiva la
esclavitud y mantenernos vinculados a nuestro buen Dios por intermedio de sus
enseñanzas y nuestras oraciones. Animo, gozo, alegría...