sábado, junio 13, 2015

VÍDEO REFLEXIVO " LEVANTA TU ÁNIMO " COMENTARIO


VÍDEO REFLEXIVO"
¡¡¡ LEVANTA TU ANIMO!!! ".COMENTARIO

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.

MARACAIBO .ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.

GRABADO EN MIERCOLES 05 DE NOVIEMBRE DE 2008.

TRASLADADO A LA RED EN JUEVES 18 DICIEMBRE DE 2008.POSPUBLICADO: SÁBADO 13 DE
JUNIO DE 2015.








Los conocedores del tema conductual, emocional y social han afirmado que nuestros estados de ánimo constituyen una actitud, más que un estado real. De esta manera también aseveran que si tú piensas que estás mal,el resultado de este pensamiento o actitud devendrá en una situación o estado
de malestar, de tristeza, de contradicción, de aburrimiento o de turbulencia
emotiva. De tal manera que debemos cuidar nuestra forma de pensar, nuestra
forma de hablar y nuestra forma de actuar. Si en las profundidades de nuestra
intimidad, de nuestra conciencia, de nuestro ser y de la forma en que
percibamos el mundo y la vida, se encuentran unas bases construidas sobre un modo de pensar negativo, ideas absurdas, concepciones y doctrinas pesimistas, mentiras trasmutadas en verdades dañinas y peligrosas, postulados y principios descorazonadores, desconcertantes, preñados de tristeza, desolación y muerte,entonces es obvio el resultado: una persona sumida en el derrotismo, en el complejo de inferioridad, en el aura de la tribulación y la tragedia, de la incapacidad y de impotencia, de la parálisis y del fracaso.



De lo expuesto debe inferirse irremediablemente que debe tenerse sumo cuidado con la utilización de nuestro verbo, de nuestro vocabulario, de nuestros pensamientos y contenido de ellos, de nuestra forma de proceder, también es prudentísimo el actuar sin la influencia de algunos factores perversos y dañosos que tienden a hacernos ver situaciones que no existen, hechos que han sido fabricados en nuestra mente y nuestra conciencia en virtud de los temores, los miedos y la falta de creencia y fe en nuestro señor Dios y en nosotros mismos.
Definitivamente debemos tener conciencia de lo que somos, de quienes somos y de la gran importancia que poseemos para Dios. Somos sus criaturas preferidas, sus hijos amados ,su creación más estimada, protegida y vigilada, al punto tal que envió a su hijo Jesús a morir en una muerte de cruz para que nosotros fuésemos perdonados por todos los pecados cometidos y al mismo tiempo regalándonos la vida eterna. De allí que es necesario levantar nuestro ánimo, nuestra disposición, porque no estamos solos, la misericordia del señor nos acompaña siempre, en todo momento y n todo lugar. No tengas miedo, no sientas temor alguno, no pierdas tu fe. Animo, gozo, alegría